Particular

Colectivo de colectivos: LabProfab (Caracas, Venezuela), Distopía Lab (Maracaibo, Venezuela), al bordE (Quito, Ecuador) y Oficina Informal (Bogotá, Colombia)
Miembros: Labprofab (Eleanna Cadalso, Alejandro Haiek y Michelle Sánchez de León); al bordE (David Barragán y Pascual Gangotena); Distopía Lab (Maximillian Nowotka, Cristina Ramírez, Francisco Fernández y Luis Pimentel); Oficina Informal (Antonio Yemail y Juan Carlos Yepes)
Bogotá, Caracas, Maracaibo y Quito; 2010

Imagen conceptual

Interconexiones

Miembros Particular


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Particular: Mitin continental de arquitectura           

– Oficina Informal (Antonio Yemail)
Bogotá, Colombia

– Al Borde (David Barragán, Pascual Gargotena)
Quito, Ecuador

– Distopía Lab ( Christina Ramírez, Francisco Fernández, Maximilian Nowotka, Luis Pimentel)
Maracaibo, Venezuela

– Lab Pro Fab (Alejandro Haeik)
Caracas, Venezuela

¿Cómo ha evolucionado la práctica de los miembros del colectivo desde su creación?

Poder decir que ha evolucionado a partir del intercambio de nuestras agendas críticas. Seguramente es algo que tiene que ver con la diversidad de líneas de trabajo y la procedencia de los componentes del colectivo; qué estemos localizados en cuatro ciudades y que tengamos distintas formas de aproximarnos a los proyectos no es una hecho circunstancial sino el motor de este intercambio. Un intercambio que podríamos decir no está referido a hechos exclusivamente arquitectónicos sino mas bien a todo el marco que antecede a la arquitectura misma.  Así como nos interesa reconocer nuestros sistemas de trabajo y nuestras ideologías, también hacemos un esfuerzo por discutir sobre el estado de nuestros contextos y la lectura critica que cada quien hace de este: ser fuentes no oficiales de la situación que viven nuestros países (política, cultural, social, etc). Esto precisamente, esta especie de figura de un corresponsal que circula información de forma constante, nos ha permitido construir la idea, artificial o no, de que vivimos en territorios cada vez más próximos, de que las distancias se han recortado. Un hecho que ha favorecido el aumento el intercambio físico, los niveles de cooperación y movilidad entre nosotros.

¿Cómo se conocieron los miembros del colectivo?¿Cómo se comunican, local y trasnacionalmente?

El trabajo horizontal y colectivo se impone. Internet no ha dejado otra. Como colectivo reconocemos en la comunicación fluida una de las claves principales para este tipo de organización; la capacidad de ir estableciendo vasos comunicantes cada vez más robustos y estables. En nuestro caso, esta situación se presenta de forma espontánea, descentralizada y distribuida. Es decir, que desde que operamos como PARTICULAR tras conocernos en un workshop de acción social en Maracaibo (Venezuela), las reglas y periodicidad de nuestras interacciones no han estado prefijadas si no que han sido muy orgánicas y se han ido auto regulando poco a poco. 

Las reuniones que sostenemos cada semana por Skype en la que se abordan temas específicos de nuestra agenda de trabajo, se superponen con una serie de encuentros informales el resto de los días: comentarios en Facebook, e-mails con sugerencias musicales, mensajes de texto en el teléfono y contrapunteos en Twitter. En ese sentido vemos con gran interés cómo ese nivel de espontaneidad y auto organización en los protocolos de trabajo, que son situaciones que se producen de manera muy natural en lo que hoy conocemos como web 2.0,  ha venido permeando nuestra propia práctica. Es una lógica que hemos intentado llevar a todos nuestros ámbitos de acción, por ejemplo a como estudiamos los fenómenos urbanos o como nos relacionamos con las comunidades involucradas en una intervención.  

¿Cuál es la Filosofía detrás de su colectivo?

La orientación de nuestro trabajo está en la lectura critica que hacemos del estado de inestabilidad producida por el pensamiento moderno y los sistema económicos vigentes en todos los niveles de la sociedad latinoamericana.

Como generación hay dos hechos que entendemos como definitivos al momento de definir nuestra línea de pensamiento: todos crecimos en un marco desequilibro social marcado por una percepción generalizada de crisis y de inestabilidad en los proyectos de nación de nuestros países; pero al mismo tiempo pertenecemos a la última generación que conoció como era el mundo antes de la llegada de internet y la globalización.  

Nos interesa especular sobre el punto de cruce entre estas dos situaciones y asumirlas como variables activas desde donde derivar preguntas relevantes para contextos marcados por la emergencia y una condición periférica como el nuestro. Es decir, alejarnos de los limites tradicionales de nuestras disciplinas para adentrarnos en el estudio de la realidad, la necesidad y la vida misma no desde la perspectiva de un mundo cerrado y controlado sino desde una posición más plural y optimista. 

PARTICULAR es entonces el interés por articular el trabajo de pequeños estudios de arquitectura que han sabido encontrar formas de operar en medio de esa instabilidad para establecer protocolos de acción compartida que constituyan líneas de evolución hacia situaciones de mayor equilibrio o equidad dentro de su contexto.

¿Cuáles son las metas del colectivo? (referido a: intervenciones en el espacio público, activismo, creación de plataformas alternativas de
comunicación, etc.) / ¿Cómo se ven como colectivo en un futuro cercano y lejano?

Actualmente trabajamos con la idea de consolidar un nuevo límite que coligue equilibradamente la acción urbana con la reflexión crítica sobre las practicas espaciales y políticas en America Latina. Queremos pensar que en el trabajo que hacemos  la reflexión sobre la diversidad material, social y ecológica de nuestra región y los hechos construidos son una sola cosa, son situaciones indisolubles. 

Dicho de otro modo, en Marcaibo iniciamos un recorrido por 4 ciudades (Maracaibo. Caracas, Quito y Bogotá) con una serie de acciones construidas que hemos denominado TALLER PARTICULAR. Estos talleres hacen parte de una investigación basada en intervenciones en las que dinámicas y comportamientos locales, prácticas culturales basadas en la tradición y el saber popular puedan coexistir con nuevos recursos materiales tecnológicos y sistemas innovadores de gestión social.

Para nosotros estas operaciones específicas no son ni ejercicios de autoconstrucción ni de asistencialismo social.  Están pensadas como sistemas complejos susceptibles de ser replicados, teorizados y discutidos en tres ámbitos estratégicos que reconocemos indispensables para activar transformaciones y actualizar viejos modelos: la institución pública, los grupos social auto organizados y la academia.

¿Podrían describir la colaboración interna y la organización del colectivo; sus metodologías?

Todo el sistema para la producción, distribución y valoración de la arquitectura, perfeccionado a lo largo del siglo XX, se ha derrumbado o se mantiene precariamente. También sabemos que los antiguos problemas disciplinares de forma y estilo ahora son más irrelevantes y ajenos a la realidad que nunca. El rol del arquitecto ante la sociedad está dando un giro inesperado que no proviene del interior de la disciplina sino de la emergencia de nuevos valores y crisis a escala global. Digamos que como figura el arquitecto dio el salto de un individuo autosuficiente a un agente en comunidad.

Es en ese proceso de redefinición –que recién comienza– conceptos como pluralidad, colaborativo y distribuido han ganado muchísima visibilidad. Y es justamente sobre estos que se han venido construyendo nuestros métodos de trabajo.

Co-creamos. O eso intentamos: pensar juntos sin estar juntos. Compartimos las experiencias de nuestras practicas individuales con el colectivo de manera que nunca tenemos que arrancar desde cero, operamos de forma multidireccional, no jerarquizada. Desarrollamos una agenda de encuentros semanales en los que se discuten sobre temas de interés, normalmente asociados a la gestión, un tema que cobró especial relevancia cuando decidimos rechazar la relación binaria y tradicional entre cliente y diseñador, y optamos por trabajar en la gestión creativa de recursos, en modelos de economía solidaria y en cierto grado autogestionados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colectivos arquitectura América Latina y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s