PRODUCTORA

Líderes: Abel Perles, Víctor Jaime, Carlos Bedoya y Wonne Ickx
Ciudad de México, 2006

Miembros de Productora

Imagen conceptual que resume la filosofía del colectivo

 

Interconexiones entre miembros

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


¿Cómo ha evolucionado la práctica de los miembros del colectivo desde su creación?

PRODUCTORA funcionamos realmente con una sola oficina y no como un  ‘network’: es decir, aparte de ciertas clases que damos o textos que escribimos, los socios de PRODUCTORA están completamente comprometidos con la oficina y no generan trabajo individual afuera de esta. En los años transcurridos esta colaboración se ha ido consolidando y se han definido cada vez mas claro el papel de cada uno de los socios en las diferentes etapas de los proyectos. Aunque en las etapas de ejecución de obra asignamos responsables de proyecto entre los socios para operar de una manera más fluida, las decisiones iniciales siempre se toman en conjunto.

¿Cómo se conocieron los miembros del colectivo? / ¿Cómo se comunican, local y trasnacionalmente?

En un momento todos compartíamos una oficina en la Ciudad de México para trabajar en pequeños proyectos fuera de nuestros respectivos trabajos en otros despachos. Nos juntábamos en las noches  y fines de semana para trabajar en unos primeros proyectos, concursos , propuestas, etc… en dado momento (alrededor del finales del 2005) decidimos juntarnos como sociedad de arquitectos para trabajar más en conjunto los proyectos … Inventamos el nombre PRODUCTORA como nombre del estudio, porque nos pareció un término que podría describir adecuadamente nuestro proceso de trabajo.

Es importante señalar que en PRODUCTORA nos sentamos muchísimas horas en la mesa de junta: vemos nuestra presencia física en la oficina conditio sine qua non para producir arquitectura. Sentimos que el dialogo, las conversaciones y discusiones que genera un proyecto, difícilmente se hacen a distancia, por teléfono, skype, mail o fax …  hablar de cara a cara, con maquetas o lápiz en la mano sigue siendo para nosotros la única manera para verdaderamente explicar, comunicar y cuestionar los proyectos entre nosotros.

Es una forma de trabajo que aprendimos y apreciamos en los despachos donde trabajamos anteriormente. Es importante en este sentido que cada miembro del equipo (sean socios o colaboradores)  tiene la libertad  y el espacio para indagar inquietudes e ideas personales relacionadas con el proyecto … luego nos juntarnos y debatimos las diferentes propuestas. Nos parece una manera de trabajar muy eficaz e incluyente. Seguramente no lo más rápido, pero si una manera para obtener productos bien pensados y ampliamente discutidos en las juntas.

¿Cuál es la filosofía detrás de su colectivo?

As a starting point, our architecture always tries to resume itself into one single gesture: one simple set of rules that can orchestrate a building. In contrast to many contemporary practices these ‘rules of operation’ are not directly based on ‘program’, ‘research’ or other external references, but rather developed through formal, spatial or tectonic investigations; this is, through the architectural object itself. The main goal in our architecture is to establish a fruitful clash between our personal interests (our own stubborn will) and the will of the assignment (this is the latent possibilities embedded into the site, context, program, budget, client, etc.). Only when we can establish here an intense and meaningful relationship of conflict, then a new, unknown and surprising set of architectonic axioms can arise.

Since we believe that the key to resolve a problem cannot be found within the material of the puzzle itself, we use our own interests and playful try-outs as a trick to focus on something completely outside the real problem, and so  – through a detour –  to come up with fresh and powerful solution to a problem (although maybe not always the most logic one). In this way the ‘concept’ (or the key idea of a project) will not be that ‘magic trick’ that resolves all design challenges, organizes program and defines forms. No, on the contrary, it is that disturbing decision that – carefully taken after a slow process of tryouts and eliminations of options – will put you in danger, make you committed to the project and will demand new solutions from you; it will ask you to rethink your architectonical vocabulary, technical solutions and programmatic organizations.

It is interesting to see, that when these initial decisions are well made, the project almost evolves by its own inertia: no extra theories, concepts or definitions seem necessary when this initial clash between the intention and the site has been made successfully. At a certain moment in the process, we – as architects – then behold how the internal architectonical logic, latently present in the design challenge, starts to float above, becomes visible to our eyes… and seemingly independent from our will, new and unexpected principles of internal coherence, will start to define the project.

¿Cuáles son las metas del colectivo? (referido a: intervenciones en el espacio público, activismo, creación de plataformas alternativas de comunicación, etc.) / ¿Cómo se ven como colectivo en un futuro cercano y lejano?

Después de cinco años de estar operando únicamente  como despacho de arquitectura, sentimos la necesidad de ampliar un poco nuestro espectro y en abril de este año abriremos un espacio -en la planta baja del edificio donde tenemos nuestras oficinas- para la exposición y difusión de la arquitectura contemporánea. Es un pequeño espacio que se llamara LIGA (www.liga-df.com) que fundamos en colaboración con la curadora Ruth Estévez : es una plataforma de exposiciones en la Ciudad de México para promover el intercambio de ideas e investigación sobre la práctica arquitectónica contemporánea, con un enfoque en Latinoamérica. Inauguraremos en abril con un proyecto de Pezo von Ellrichshausen (Concepción, Chile) y luego siguen nuestros colegas de Paisajes Emergentes (Medellín, Colombia). Tendremos unas cuatro exposiciones al año.

Sentimos que la falta de plataformas físicas para generar una debate sobre lo que se está produciendo y proponiendo en Latinoamérica a nivel arquitectónico se está volviendo muy urgente. Como siempre (ha pasado en el mundo del arte también), sí existen propuestas interesantes y oportunidades de hacer cosas, pero no existe un segundo nivel de reflexión al respecto.  Lo que pasa al final es que instituciones desde afuera, por ejemplo EEUU o Europa, al final  escriben la historia de la arquitectura latinoamericana  (este ejemplar de Harvard Design Magazine, no es ninguna excepción).

Este año empezamos a trabajar también en nuestra primera monografía que recompilará los primeros cinco años de trabajo: es un momento importante de introspección para nosotros para ver lo que hemos hecho y trazar las líneas a seguir para el futuro.

¿Podrían describir la colaboración interna y la organización del colectivo; sus metodologías?

Feyerabends epistemological masterpiece ‘Against Method’ was first published as an essay in 1975; as the title of the treaty suggests, it is an criticism of the idea that science has a single ‘method’ to expand knowledge. Feyerabend describes the history of science as a complex fabric of serendipity, poetic challenges, erroneous observations and hazardous discoveries in a continuous dialectic with a rational and sci­entific procedure. Contradiction and irrationality are therefore just a much a part of a strategy as the established scientific roads to enlightenment. They are particularly important, he states, in the challenging of fundamental as­sumptions which leads to ‘revolutions’ or ‘paradigm shifts’.

In the field of architecture we can state the same conclusions. Our architec­tural projects always start with an anarchic series of intuitive explorations. Sometimes they might be linked to specific environmental parameters, budget limitations or programmatic necessities; in other occasions they might be mere formal explorations through drawings or models. There is no way to judge the supremacy of one method above the other: the only way to discover the value of these initial intuitions is by further developing the project, to make headway. When a strong diagram looses its power during the course of a project, maybe the initial axioms are wrong. When – on the contrary – the conceptual idea becomes stronger and we start to perceive a correspondence between the initial starting point and the resulting solu­tions (technical, structural, tectonical…) we considered the project solved and will continue with its further development.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colectivos arquitectura América Latina y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s